loader image

Disfrutamos de una experiencia revitalizante y armoniosa en el taller de yoga al aire libre dirigido por nuestra querida profesora Carla. Bajo el cielo abierto y rodeados de la naturaleza, nos sumergimos en una serie de prácticas diseñadas para equilibrar el cuerpo y la mente.

Comenzamos la jornada con Tai Chi y Qi Gong, dos disciplinas que combinan movimientos suaves y controlados con una respiración consciente, ayudándonos a conectar con nuestro interior y a sentir la energía fluyendo libremente. Estas prácticas no solo fortalecen nuestro cuerpo, sino que también calman nuestra mente, creando un estado de serenidad y equilibrio.

Para culminar la sesión, nos enfocamos en Pranayama, un trabajo respiratorio profundo que limpia los nadis, los conductos energéticos más importantes de nuestro cuerpo. A través de diversas técnicas de respiración, mejoramos nuestra capacidad respiratoria, llenándonos de vigor y vitalidad. La sensación de claridad y renovación que trae el Pranayama es incomparable, dejándonos listos para enfrentar el día con una mente tranquila y un cuerpo energizado.

La profe Carla, con su guía experta y su cálida presencia, nos ha llevado a través de cada ejercicio con una suavidad y comprensión que nos ha permitido alcanzar un nivel profundo de conexión y bienestar. Cada paciente se ha beneficiado de esta práctica integral, sintiendo una transformación tanto física como emocional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *